Blog SuperPet

4 consejos para volver a la rutina con tu perro después del verano

Conoce 4 claves para volver a la rutina con tu perro y que el retorno de las vacaciones sea lo más llevadero posible para ambos.

Perro y niños vuelta a la rutina en el colegio

A todos nos encanta estar de vacaciones y llevar a nuestros peludos con nosotros. Son como nuestro brazo extensible, una parte de nosotros que va a nuestro lado y nos acompaña allá donde vamos. Eso incluye darse chapuzones con nosotros en el mar, pasear bajo el sol (o la sombra), beber la mejor agua fresquita del mundo mientras nos tomamos un helado o un mojito.

Desgraciadamente, el verano y las vacaciones, junto con esas caipiriñas, tienen fecha de caducidad. Lo notamos en el ambiente, en nuestro (poco) ánimo de volver al trabajo y, aunque te cueste creerlo, a nuestros perretes también les afecta más de lo que piensas: 

  • al irte de vacaciones con tu peludo, adoptas una serie de rutinas que son bastante diferentes a las que él está acostumbrado (playa o piscina, paseos a distintas horas, alimentación, más golosinas…).
  • aparte, estás en un entorno distinto en un periodo corto de tiempo, con lo que su periodo de adaptación no se completa del todo y puede sentirse despistado.
  • tu mascota goza de prácticamente toda tu atención durante esos días, con lo cual lo tienes un poquito más consentido de lo habitual.

Todos estos factores pueden provocar que tu mascota tenga también el famoso “síndrome posvacacional” que todo el mundo achaca a los humanos exclusivamente. Pues no, que sepas que los perretes también pueden sufrirlo. 

¿Cómo saber si tu perro sufre síndrome posvacacional?

El síndrome posvacacional es un estado mental y/o emocional que afecta justo en el momento de transición de una época de ocio a la vida activa laboral. 

Para la mayoría de las personas suele ser un detonante de bajón de productividad, estado emocional más errante o irascible, pasividad y desgana. Otros llevan la transición de mejor manera gracias a que la adaptación es menos brusca o emplean otro tipo de herramientas.

Para nuestros perretes, el síndrome posvacacional también existe, prueba de ello es que a veces suelen padecer los siguientes síntomas justo a la vuelta de vacaciones: 

Perro atendiendo en el colegio
  • falta de apetito: no comen apenas y suelen estar prácticamente todo el día sin acudir siquiera al comedero.
  • no controlan bien sus esfínteres, de hecho suele ocurrir que a la vuelta de vacaciones nuestros peludos tienen problemas para establecer “su hora” de ir al baño y apenas pueden contenerse las ganas de hacer sus necesidades.
  • están apáticos y apenas quieren jugar, fruto del “despiste” que tienen y del estado bajo de ánimo que sufren ante los cambios.
  • se acentúa su apego, notarás que está mucho más mimoso y que apenas quiere separarse de ti (la conocida como “ansiedad por separación”, aparte de que estará más nervioso de continuo y ladrará más.

Con toda esta sintomatología, si coincide justo con la vuelta de tus vacaciones y al trabajo o rutina que tengas establecida, puede ser que tu perro sufra entonces este temido síndrome posvacacional.

4 claves para volver a la rutina con tu mascota

No todo es malo, lo bueno de volver a la rutina es que es como un nuevo comienzo: empiezas a comer sano, te planteas hacer deporte otra vez, adoptas nuevas costumbres, etc.

Perro contento en clase

Lo mismo ocurre con tu perro. De hecho, los perros son animales muy costumbristas, alejarlos de la rutina los vuelve erráticos, irascibles y, en los casos más extremos, dan muestras de agresividad dado que no hay una persona de autoridad que establezca sus ritmos. 

Así que no te preocupes, que si tu perro tiene síndrome posvacacional, puedes seguir estas claves para que pronto vuelva a su carácter de siempre:

  • Antes de volver de vacaciones, intenta retomar poco a poco las rutinas que tenías en casa. Por ejemplo, si le solías sacar a las ocho en tu hogar, vuelve a hacerlo ahora que estás de vacaciones. Es una forma de que la transición sea más gradual y menos brusca para él.
  • Lleva de nuevo sus horarios de comida a rajatabla. Esto es importante porque seguro que estando de vacaciones ha comido más snacks de la cuenta. Para que nuestro perrete goce de buena salud, hay que volver a la alimentación normal, con su pienso, sus horarios y el snack que sea saludable y para cuando se porte muy bien 😉
  • Haz actividad física con él. Estamos seguros de que este verano lo máximo que habréis hecho ambos es la croqueta en la arena, lo cual es genial. Ahora que toca volver a la rutina, sal con él a pasear, andar en bici o patinar y que se mueva. La actividad física le pondrá de mejor humor y poco a poco se irá adaptando a su entorno de nuevo. Aprovecha y juega con él en el parque, ya sabes que todo rato que tu peludo comparte contigo es el mejor regalo del mundo.
  • Llévalo al veterinario para un chequeo. Toda precaución es poca y quizás los horarios o la comida irregular pueden haberle causado algún malestar. Ante la mínima duda, llévalo al veterinario y asegúrate de que está tan sanote como siempre.

Y si quieres darle la mejor alimentación a tu mascota, ¡ven a Superpet!. Tenemos todo tipo de piensos, juguetes y accesorios para perros con los que podréis llevar ambos el síndrome posvacacional de la mejor manera posible. Visítanos ya en nuestra web de Superpet y hazte con todas nuestras ofertas. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.