Blog SuperPet

5 formas de proteger a tu mascota del calor veraniego

Conoce cinco consejos para proteger a tu perro o a tu gato de las altas temperaturas y así evitar golpes de calor, desmayos, agotamiento y otros síntomas que pueden afectar a tu mascota.

Proteger mascotas calor

El verano es esa época del año en la que nos sentimos más felices, más aún cuando podemos disfrutarlo plenamente y hacer todos los planes que queramos en una terraza al sol, en la playa o en el campo.

No somos los únicos que disfrutamos del buen tiempo, a nuestros compañeros peludos también les encanta pasar horas y horas corriendo y jugando al aire libre sin preocupaciones. Los hay que prefieren tumbarse en un rinconcito a la sombra y otros que miran por la ventana tranquilamente y cotillean a los de fuera. 

Sea cual sea la costumbre de tu mascota en época estival, hay una cosa que está clara: no podemos descuidarnos y debemos tener precaución con las altas temperaturas. Al igual que nosotros podemos sufrir ese temido golpe de calor, nuestros animales de compañía también y debemos tomar los cuidados necesarios para no llevarnos un susto.

Los perros y los gatos no reaccionan igual que los humanos a la hora de enfrentarse al calor. En el caso de los gatos, sus glándulas sudoríparas se encuentran en las axilas, el ano, las almohadillas de las patas y bajo la barbilla. En el caso de los perros, lo hacen también a través de sus patas, usando además su boca (los famosos jadeos), orejas y rostro. 

Es por ello que en Superpet queremos darte 5 recomendaciones que aconsejan los veterinarios para tratar el calor en mascotas y cuidar a nuestros perros y gatos durante el verano, sobre todo en olas de altas temperaturas y en zonas calurosas.

¡Comenzamos!

1. Evita pasear con tu mascota en las horas de máximo calor


Entre las 12h y las 17h suele estar el pico máximo de temperatura, momento en el cual no se aconseja salir a hacer deporte o, en general, una exposición excesiva. En zonas del sur, como Sevilla, se han llegado a registrar hasta 45º grados en este intervalo de horas. 

Por tanto, es recomendable que no saques a pasear a tu mascota durante esta franja horaria. Si tienes que hacerlo, es mejor ir recorriendo zonas con sombra o no estar expuesto directamente de forma prolongada. También se aconseja evitar todo lo posible el ejercicio físico intenso.

En el caso de tu gato, ten preparadas zonas frescas en la casa, con persianas bajadas o una manta refrigerante para que no sufra más intentando buscar un sitio fresco.

2. Mantén estable la hidratación de tu perro o gato


Proteger perro gato calor verano

Ten en todo momento a su disposición agua fresca y, para que beba más a gusto, puedes echarla en este bebedero de silicona plegable. Ocupa poco y permite que tu can y tú estéis más cómodos. 

De hecho, si puedes échale un cubito de hielo o agua fría en el recipiente. Jugarán a cazarlo con la lengua a la vez que se refrescan. En el caso de tu perro puedes probar a mojarle también el pelo para que baje su temperatura corporal más fácilmente y, si tienes gato, prueba a rociarle con un spray el hocico de forma suave. 

Un dato: habrás oído muchas veces que los gatos odian el agua. Y es verdad, pero es por un buen motivo: al mojarse su pelaje pesa demasiado y les resta agilidad y movilidad. Sin embargo, si crees que tu gato puede estar teniendo un golpe de calor, rocíalo suavemente con un spray en el hocico y en el pelaje. Así poco a poco podrá ir recuperando su temperatura.

3. Protege a tu perro de la temperatura del asfalto


Una ola de calor puede llegar a poner la temperatura de las aceras y carreteras en puntos verdaderamente altos. Se han llegado a registrar casos en donde, si la temperatura ambiente es de 40ºC, el asfalto alcanza hasta los 60ºC debido a la cantidad de energía que puede llegar a absorber del sol.

Esto es un peligro muy real del que desgraciadamente somos poco conscientes, contamos con calzado para protegernos. Sin embargo, nuestra mascota no tiene esa suerte (aunque existen verdaderas maravillas para vestir sus patas).

Tanto perros como gatos sudan a través de las almohadillas y pueden llegar a tener quemaduras graves si se les obliga a pisar y pasear por zonas donde el sol ha incidido muchas horas. ¿Recuerdas cuando vas a la playa y la arena quema tanto que tratas de andar de puntillas? Imagínate entonces esa sensación durante mucho tiempo y sabrás entonces cómo se siente tu mascota. 

¿Qué hacer en estos casos? Siempre a la sombra y, si es un animal pequeño y debes ir por el sol, cógelo en brazos.

4. Cuida el entorno para que tu mascota no pase calor


Proteger mascotas calor verano

Esto es especialmente aplicable en el caso de los gatos, que por lo general son animales más caseros que los perros, pero en realidad se debe tener en cuanta para casi cualquier animal doméstico.

Es fundamental que los comederos estén a la sombra. La comida se estropea más rápidamente cuando está expuesta al sol y el agua fresca al final acaba convirtiéndose en agua recalentada. 

Por otro lado, es también beneficioso prepararles rincones frescos para que puedan tumbarse felizmente sin pasar calor y mantener una temperatura en la casa confortable y sostenible. 

Un último apunte: evita los espacios cerrados y calurosos. Es más, ¡no lo dejes encerrado en el coche! Esos “cinco minutos de nada” que el animal pasa encerrado son verdaderamente angustiosos para él y pueden tener un horrible desenlace: un golpe de calor o incluso fallecimiento.

El calor acumulado del vehículo junto con la elevada temperatura corporal de nuestra mascota son un combo terrible para nuestro amigo peludo, que además no podrá salir a buscar un sitio fresco. 

5. Vigila sus síntomas para prever un golpe de calor


Cuando nuestro perro o gato está sufriendo un golpe de calor, tiene calor excesivo o está sofocado, suele mostrar una serie de síntomas muy reveladores: 

Huellas en el asfalto

Si estás paseando con tu perro y ves que está dejando huellitas en la acera es que tiene una sudoración excesiva. Como ya hemos comentado antes, el calor en perros se disipa por las glándulas sudoríparas que tienen en las almohadillas de sus patas, de ahí que su forma de regular la temperatura sea menos eficiente que la nuestra. 

¿Qué hacer entonces? Rocía su cuerpo con agua fresca, hidrátalo y llévalo a un lugar fresco y a la sombra.

Salivación excesiva

Esto es habitual en perros, dado que el jadeo les ayuda a refrescarse. Cuando tu perro está soltando saliva sin parar y muy jadeante es síntoma de que está terriblemente acalorado y necesita parar la actividad que esté realizando y descansar en un sitio lejos del sol. 

Ten en cuenta que los perros, no van a parar la actividad que estén realizando contigo aunque estén pasando calor (¡hasta ese punto llega su fidelidad!), así que es tu responsabilidad hacer que pare y se refresque para evitar los temidos golpes de calor. 

Somnolencia, dejadez o falta de actividad

Es común tanto en perros como en gatos y se caracteriza porque el animal no quiere realizar ningún tipo de actividad y no quiere moverse. En un contexto de calor excesivo es mal signo, indica que el animal ha reducido su actividad por completo para ahorrar energía y centrarse en la termorregulación de su cuerpo.

Como siempre, hidrátalo, mójalo y a la sombra.

Vómitos, diarreas o manchas rojizas en la piel

Es frecuente en gatos y es un signo terrible, significa que el animal está sufriendo un exceso de calor intenso. Hay que actuar rápido, situándolo sobre una toalla húmeda y mojándole el hocico, la zona de las ingles y las orejas, sin obligarlo a beber. Puedes intentar también ponerlo bajo un chorro suave de agua tibia hasta que poco a poco vaya recobrándose. 

Y por supuesto, lo primordial es que se solicite la ayuda profesional de un veterinario si vemos que la situación no mejora. 

La raza y el pelo importa, al igual que los kilos de más

Algunas razas de perros y gatos son más propensas que otras a sufrir en épocas de calor.

Los animales que estén obesos, que tengan afecciones cardíacas o pulmonares o razas con hocico corto son más vulnerables a las altas temperaturas. También lo son aquellas con un pelaje muy denso o negro, los cachorros y los de edad muy avanzada.

Como has podido ver, los efectos del calor pueden ser devastadores en nuestras mascotas, es fundamental reconocer los principales síntomas para que podamos actuar rápido.

En Superpet disponemos de todo tipo de accesorios para perros y gatos que te ayudarán a mantener a tu mascota fresca e hidratada

Visítanos en www.superpet.club y descubre todo nuestro catálogo y ofertas. 

¡Nos vemos en el siguiente post!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.