Blog SuperPet

Día de la Madre: ¿Cómo son las mamás del reino animal?

El primer domingo de mayo tenemos todos una cita ineludible: el Día de la Madre. Son luchadoras, sacrificadas, incansables, tenaces… Es innegable que las madres lo dan todo por sus hijos, lo sabemos bien. ¿Cuántas veces nos han reñido por ir poco abrigados?

El primer domingo de mayo tenemos todos una cita ineludible: el Día de la Madre.

Son luchadoras, sacrificadas, incansables, tenaces… Es innegable que las madres lo dan todo por sus hijos, lo sabemos bien. ¿Cuántas veces nos han reñido por ir poco abrigados? ¿O preocuparse demasiado porque nos ven un poco más delgados de lo habitual?

La naturaleza las ha dotado de una sabia resistencia al dolor y a un instinto casi de sobreprotección que quizás pueda sacarnos de quicio, pero nos hace también quererlas con locura.

No existe amor más incondicional que el que puede dar una madre a su progenie, y esto es algo que no se aplica solo al mundo de los humanos. 

Efectivamente, las mamás de otras especies también se desviven por sus cachorros, llegando incluso a sacrificar su salud con tal de que sus crías salgan adelante y puedan sobrevivir por sí mismas el día de mañana.

¿Quieres saber más? No te pierdas entonces nuestro post, donde vamos a dedicarles un exclusivo rincón a las mamás de otras especies y su forma de criar y cuidar de sus cachorros. 

¡Comenzamos!

Curiosidades sobre madres coraje en el mundo animal


No son pocos los ejemplos con los que podríamos conmovernos a la hora de ver cómo se comportan las mamás con sus cachorros. Desde las leonas hasta los pulpos, tenemos todo un abanico de especies en el reino animal de progenitoras que son capaces de todo.

Las osas polares y su ayuno voluntario

Las mamás oso, aparte de recordarnos al cuento de Ricitos de Oro y los Tres Ositos, son un gran ejemplo de sacrificio (aunque, como veremos más adelante, las madres pulpo tampoco se quedan atrás). 

En esta especie, la época de cría suele darse en invierno y, sabiendo eso, las mamás de oso polar empiezan a sobrealimentarse para llegar a pesar unos 200 kg más de peso. 

¿La razón? Durante los cuatro meses posteriores al parto no pueden salir para nada de su guarida. Y así seguirá hasta que los oseznos empiecen a salir con mamá oso a cazar. Esta especie de ayuno voluntario es vital para los cachorros: su piel es tan fina al nacer que, si no contasen con el abrigo de su madre, morirían por las bajas temperaturas

Pulpos: el sacrificio literal de una madre

En el caso de las madres pulpo, la naturaleza es extremadamente dura con ellas. Ya hemos hablado antes del caso de las mamás osos polares, pero este caso es mucho más triste. 

Cuando empieza el periodo de incubación, la madre pulpo literalmente no se mueve de su sitio con tal de permanecer con sus huevos. El motivo es que estos son un alimento especialmente codiciado por otros depredadores. 

Durante este tiempo que la madre no se mueve, tampoco puede alimentarse y debe permanecer en su sitio hasta que los huevos empiecen a eclosionar. 

Si viven en aguas poco profundas, pueden llegar a sobrevivir (están entre tres y cinco meses con los huevos), pero si se trata de aguas muy profundas pueden estar hasta 50 meses esperando a que eclosionen y casi siempre la madre muere de inanición. Sin embargo, es la única forma de que sus crías salgan adelante, sacrificándose ella misma para proteger su descendencia.

Amor de madres luchadoras, incansables y tenaces. Dia de la madre en superpet.club

Elefantes: ejemplo de paciencia y tesón

Las mamás elefantes son las que llevan la más pesada carga del mundo mamífero: las crías de elefante pesan al nacer nada menos que 90 kg y la gestación dura un promedio de 22 meses. 

Pero su tarea no acaba ahí: las crías de elefante nacen completamente ciegas y las mamás, con la ayuda del resto de la manada, son las encargadas de guiarlas y amamantarlas sin perderlas de vista ni un segundo. 
Y aún cuando ya son capaces de usar la trompa para alimentarse, pueden seguir con lactancia hasta cinco años. Todo un ejemplo de ternura y paciencia.

Orcas: las mejores abuelas del mundo

Adentrándonos en el mundo marino, tenemos un ejemplo muy bonito de que hay especies que no solo ejercen de madres, ¡también de abuelas!

Es el caso de las orcas y su poder matriarcal sobre el resto de la manada. Las mamás orcas son de los pocos ejemplos de la naturaleza que continúan viviendo aún después de haber pasado su tiempo de fertilidad. Tengamos en cuenta que su esperanza de vida está alrededor de los 100 años.

Y es que las hembras orcas pueden estar hasta 15 años produciendo leche, lo cual las hace unas excelentes nodrizas para otras orcas de la manada. Es más, ¡ayudan a otras orcas en sus partos! Tal es su influencia que muchas veces la supervivencia de los machos orca no depende solo de las madres, sino también de estas abuelas orca tan valientes. 

Parece ser que no solo los humanos podemos presumir de abuela

Las leonas son madres cazadoras y cuidadoras. Dia de la madre en superpet.club

Mamás Leonas: fieras y trabajadoras

Las leonas ya sabemos que son unas excelentes cazadoras, rasgo que se acentúa con su cría. 

Al igual que hemos visto con los elefantes, las leonas crían en manada, e incluso permiten que las crías de otras madres se amamanten con ellas, lo cual las convierte también en excelentes nodrizas.

Sin embargo, tienen un peligro acentuado, pues los leones macho no son nada respetuosos con las crías que no son suyas. Si un león alfa ha derrotado al líder de la manada y quiere aparearse con las leonas, lo primero que hará será matar a los cachorros. De ahí que esta especie sea muy común el infanticidio.

Así pues, la leona se convierte en toda una estratega, buscando el mejor lugar para ocultar a sus cachorros y después ya los presenta a la manada pasadas ocho semanas. Durante ese periodo, caza para los bebés y los cambia de lugar aproximadamente cada dos semanas.

Las perras amamantan a sus cachorros durante 4 meses. Dia de la madre en superpet.club

Perros: entrega y protección

Las mamás en el mundo canino son muy cariñosas y sobreprotectoras. Tanto es así que, incluso aunque amen con locura a su dueño, pueden llegar a ponerse agresivas con él con tal de proteger a su camada.

En el caso de los perros, las mamás están con sus crías durante aproximadamente cuatro meses, dándoles de amamantar y sin separarse de ellos. Es más, si consideran que están estresadas, pueden hasta cambiar a los cachorros de sitio que considere mejor para proteger a sus pequeños.

Sin embargo, hay un aspecto curioso a considerar respecto a las perras, y es que se han dado ocasiones en que abandonan a su prole, tienen comportamiento aletargado y hasta pueden llegar a matar a uno o varios cachorros. 

¿Por qué realizan estos actos? Por escandaloso que nos parezca, el hecho de que una madre mate a sus crías no es algo extraño dentro del mundo animal. El motivo suele ser que considera que la cría es débil o que no puede amamantarla, con lo cual tiende a apartarla o asfixiarla con su cuerpo. 

También puede darse el cansancio postparto, motivo por el cual muchas veces la madre abandona a los cachorros (si vemos ese comportamiento en nuestra mascota, habría que acudir al veterinario para asegurarnos que todo está bien).  

Salvando estos puntos, las perras son tranquilas y protectoras. Incluso cuando alguna cría intenta salirse del nido, ella lo vuelve a poner en su sitio para que no se aventure antes de tiempo. Tanto es así que hasta llegan a repeler al macho para que no se acerque a ellas.

Gatos: otro ejemplo de dedicación y sobreprotección

Las gatas no difieren mucho de los perros en cuanto a comportamiento a la hora del parto: buscan siempre el lugar idóneo para amamantar a sus crías lejos de miradas curiosas. 

Por otro lado, destacamos que las gatas son extremadamente agresivas cuando ven a alguien acercarse a sus crías, sobre todo con los gatos macho, aunque hayan convivido con ellos.

La razón, una vez más, protección. Es más, la mamá gato mueve a los gatitos con mucha frecuencia de su sitio, algo que tiene en común con las leonas. Salvaguardarlas de otras especies, incluidos los humanos, es su principal objetivo hasta que puedan valerse los cachorros por sí mismos. 

¿Qué opinas sobre todas estas madres ejemplares? En Superpet queremos dedicarles un espacio muy especial. Sin ellas, ninguna especie sobreviviría. Debemos quererlas y adorarlas como se merecen.

Recuerda que en Superpet tenemos todo tipo de comida y accesorios para perros y gatos de la mejor calidad, con el fin de cuidar de su salud y felicidad. Entra en https://www.superpet.club, ¡y no te pierdas nuestras ofertas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.